3/06/2006

Mis fotos son mi memoria. Puede que sean pequeñas chispas en la noche, pavesas que se apagan en una fracción de segundo, pero durante ese instante iluminan un minúsculo rincón a su alrededor. Si ese rincón es hermoso, esas pequeñas candelas y las imágenes que han rescatado de la oscuridad habrán merecido la pena.
(La foto: Navegando por el Canal de Beagle a bordo del buque Ushuaia).

3 comentarios:

Manolo Martínez dijo...

Carlos,estas fotos tuyas son
todas muy bonitas, pero ésta,
en concreto, atañe a mi memoria, donde permanece el
grato recuerdo de haberte conocido.

Carlos Díaz Bermejo dijo...

Hola Manolo:

No sé quién eres. Hace muchos años tuve un amigo llamado como tú, en Ceuta, del que guardo muy buen recuerdo. Si eres ese amigo, que sepas que en mi memoria (y en mis fotos) también hay un grato rincón para ti y para aquellos tiempos.

Y si no eres... pues te rogaría me refrescaras esta memoria mía que sin fotos está un poco desvalida.

En ambos casos, un afectuoso saludo.

Carlos

Sébastien Sagnard dijo...

Se dice que en los ojos de una persona se puede mirar la luz de su alma.
Creo que las fotos de una persona dicen tambien mucho sobre su humanidad.

Nos vemos en el camino...

Sébastien